Llevamos casi tres meses desde que la pandemia del Covid-19 cambió la manera en la que hacíamos negocios por completo, a todos se nos recomendó quedarnos en casa y en las calles quedaron los negocios y empresas cerradas y a la merced de la nueva normalidad. Pasamos por una etapa en la cual nos dimos cuenta de cuales negocios estaban listos para enfrentar este cambio y cuales tuvieron que cerrar sus puertas por completo por no tener un medio en línea para seguir funcionando o los que tuvieron que correr para ingeniárselas.

  • Ahora que tenemos claro que nuestro negocio necesita adaptarse para seguir existiendo y ofrecer sus servicios en línea, repasemos los puntos importantes para encender las ventas, ayudar al cliente a acostumbrarse y confiar en su empresa y en el nuevo método de compra y relaciones virtuales.En este momento de transición, muchos compradores no tienen la confianza depositada en los métodos digitales, es por esto por lo que cada cliente que recibe una buena experiencia de compra es valiosísimo para nuestra empresa, la publicidad de boca en boca nos puede hacer ganar gran cantidad de clientes y perderlos si la experiencia no fue buena. ¿Entonces qué debemos hacer? preocuparnos por que cada compra sea de la mejor calidad posible, que nuestro producto o servicio sea igual al que se ofreció, que se entregue en los días establecidos, transparencia, comunicación y buen servicio al cliente.
  • Optimice las operaciones de compra. Intente que el proceso sea fácil para sus clientes, que tengan opciones de métodos de pagos y un sitio web “user friendly” o sea, que pueda encontrar lo que busca fácil y sin complicaciones.
  • Defina los canales y el presupuesto para la publicidad digital. Es importante que sus servicios o productos lleguen a los clientes potenciales, exponerlos y abrirse paso entre los de la competencia, resaltar y que los clientes puedan encontrar su marca tanto en redes sociales como en su sitio web.
  • Atención a los detalles. Una nota de agradecimiento, un buen empaque o hasta una regalía pueden diferenciar el valor de su servicio del de los demás y dejar ese buen sabor de boca en el comprador y de esta forma que sea más probable que la compra se repita y su empresa se recomiende a los demás.

Recordemos que es nuestro deber como empresa el brindarle todas las herramientas a nuestros clientes para que puedan adaptarse al cambio virtual, entregar un excelente servicio, mantener vivas las ventas y la relación de confianza y lealtad entre la empresa y sus clientes.

Más información de nuestros servicios de desarrollo web