Un error común: “Mis clientes son todas las personas”

//Un error común: “Mis clientes son todas las personas”

Un error común: “Mis clientes son todas las personas”

En ocasiones, vemos estrategias de marketing en redes sociales que no logran conectar a las marcas con los consumidores de sus productos o servicios, simplemente pareciera que la comunicación y estrategias no fueron pensadas tomando en cuenta los intereses del público objetivo de la marca, cometen el error de querer llegar a todo el mundo (a todos, sin importar si a esas personas les es útil lo que la marca les ofrece) haciendo que la efectividad de la estrategia se diluya y que finalmente no llegue el mensaje a las personas indicadas.

El público objetivo es el grupo de personas susceptibles a interesarse en el producto o servicio que ofrece cada marca y, por lo tanto, con más posibilidades de realizar la compra o contratar tus servicios. Segmentar un público es el proceso que se realiza durante una campaña publicitaria, para que los anuncios de esta lleguen solo a ciertas personas, en pocas palabras, segmentar el público diferencia una campaña efectiva de otra.

¿Cuáles son las ventajas de segmentar al público objetivo?

  • Reducir costos: Enfocarnos en el objetivo correcto nos ayudará a optimizar el presupuesto de la campaña, principalmente porque no invertiremos dinero en personas que no son el público deseado. En Costa Rica, por ejemplo, tenemos cerca de 1,9 millones de usuarios en Facebook y cerca de 500,000 en Instagram, definitivamente si no realizamos una buena segmentación nuestro dinero ser perderá en personas que no están interesadas en los servicios de la marca.
  • Optimizar el tiempo: segmentar en profundidad al público puede llevar tiempo, sobre todo si tenemos un gran volumen de información. Pero ese análisis reducirá los plazos de respuesta y nos dará resultados más rápido.
  • Lenguaje y canales adecuados: al segmentar un público sabremos qué canales y medios utilizar para que la campaña llegue a destino, así como el lenguaje a transmitir teniendo una mayor visibilidad y más impacto (no es lo mismo comunicarse con un adolescente que con un adulto mayor).
  • Consolidar el “engagement” de nuestros clientes: conocer el perfil del consumidor, nos facilitará ofrecerle lo que está demandando o necesitando, y nos ayudará a crear un vínculo entre la marca y el “target”, y captar su atención e interés desde el inicio.
  • Descubrir nuevos nichos de mercado: el relevamiento del target nos permitirá también acceder a nichos que no teníamos en cuenta y que podrían estar interesados en nosotros.
  • Nos permite escuchar al público: además de conocer al mercado meta, también es efectivo hoy en día, el escucharlo. La comunicación ha cambiado y el consumidor también. En la actualidad, gracias al internet y las redes sociales, los consumidores quieren una comunicación de dos vías, en la que puedan interactuar con las marcas.

Un mercadeo orientado en el consumidor ofrece mejores resultados que otros enfoques, pero sin duda, un mercadeo centrado en un consumidor que conocemos en detalle nos dará más posibilidades de éxito.

Una estrategia de comunicación se complementa con estadísticas reales que nos permitan tomar decisiones y estas decisiones nos permitirán definir el público al que debemos llegar y entonces nuestro dinero será invertido de la mejor manera.

Desde nuestras oficinas nos ponemos a su disposición para asesorarle en este valioso tema (tanto si maneja presupuestos actualmente, así como para aquellos que quieren empezar a realizar pautas en redes sociales).

Por | 2018-10-22T15:56:09+00:00 octubre 22nd, 2018|Categorías: Estrategia Digital|Etiquetas: |Sin comentarios

Acerca del Autor:

Adrián Morazán
Director General de Simetría Digital

Deje su comentario